Categories
análisis coche

Porque no planificar viajes con google maps

El viernes pasado me dispuse a hacer un viaje similar a muchos zaragozanos: Zaragoza – Salou/Cambrils , pero en mi caso el destino era Reus, aunque el camino para ir es 98% el mismo. El caso es que no me apetecía coger la autopista (por el peaje :P) y la carretera nacional a Barcelona llena de camiones no es una opción viable, así que pregunté al google por una alternativa:

No parece una mala alternativa, y encima de la ruta resaltan en grande las etiquetas de carreteras nacionales, por lo que no me parece mal. Así que programo el gps y parto a la aventura de los desconocido. Hasta que me encuentro esto:

Resulta que teleatlas (proveedor de mapas de google en esta zona) ha decidido incluir carreteras que no existen (están en obras) en el mapa; así, lo que deberían ser 5 minutos, se convierten en 35 minutos de carretera en obras, baches, colas y polvo. Lo peor es que siendo previsor, le había echado un ojo a la previsión de carreteras y no reconocí el código de la carretera:

A-2411 BATEA – FABARA P.K. 27-28 FABARA PRECAUCION Obras Firme provisional. Velocidad reducida. 19/06/08

Así pués, llegué más tarde de lo previsto, mayormente por culpa de una mala planificación. Por ello os recomiendo NO FIAROS de Google maps, ya que podéis acabar en alguna carretera perdida de la mano de Dios, que dentro de X años será una autovía (con X mayor que uno).

6 replies on “Porque no planificar viajes con google maps”

No sólo ocurre con Google mapas. Ahora todo el mundo (al menos mucha gente) lleva instalado un GPS en el coche, aunque sea con una PDA o fijo. “Mayormente” (que diría un personaje de la tele) actualizado con el TOM-TOM. En una escapadita que hicimos a Milán nuestro chófer oficial se llevó una de estas maravillas para no perdernos por Italia. Llegamos de noche y la máquina sabía llegar perfectamente al hotel, por muchos caminos, pero no sabia que los fines de semana cortaban practicamente todos los accesos hacia la dirección prefijada, debido a unas obras en las calles aledañas. Así que una y cien veces nos mandaba por distintos recorridos hacia el mismo punto y final. Conseguimos llegar al destino gracias al mejor tom-tom que se conoce: Un amable lugareño. Buona sera signore…

[Responder]

Las obras son impredecibles, y por ello como una lotería, pueden estar o no. Mi enfado es provocado por la inclusión de carreteras que todavía no existen. Si quieren ser previsores, que se apunten la fecha estimada de terminación, y luego procedan a cambiarlas, pero no antes. También me ha mosqueado que en el mapa la carretera saliera como C-221 y en la información de obras como A-2411, ¡así no sirve para nada! En fin, esto solo es una pequeña pataleta, porque al final llegué a mi destino sin más problemas, pero por lo menos aviso a los demás.

[Responder]

Sí, yo fuí quien sufrió el atraso de Félix :S
Lo que normalmente se hace en unas 2 horas y media, Félix lo hizo en 3 y media, por no meterse por el dichoso peaje y pagar unos 8 euros (y no me invitó al Chino a cenar 🙁 )
A veces te complicas un poco la vida.

Un saludo,
Judith

[Responder]

Tranquila wapa que ir iremos, lo prometido es deuda. Sino hubiese sido por las obras solo me hubiese costado media hora más de lo normal, lo cual es aceptable, para otra vez ya lo sé 😛

[Responder]

Me recordais un viaje con mi mujer hacia Jaca. Ibamos sin prisa, a disfrutar del hecho de viajar juntos, creo que todavía éramos novios,aunque seguimos disfrutando de todo juntos. A lo que iba, decidimos llegar a Jaca fuera de carreteras nacionales y fuimos buscando comarcales, por pueblos por los que nunca se pasa y siguiendo un mapa lo más fiable que teníamos.Así que incluso sin habernos perdido sorteamos todo tipo de tramos, piedras, caminos forestales y yo qué sé de cuántos tipos de firme.Pero llegamos y disfrutamos del viaje. Aunque por el Monrepós arreglado se llega en un ratito de nada. Fué toda una sensación que me gustaría poder repetir en diligencia o tartana. Y lo digo en serio.

[Responder]

Si la aventurilla para cuando se quiere hacer “a drede” no está mal, pero en mi caso me cogió a traición y llegué tarde a mi destino.

[Responder]

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *